Alejandro Toledo: hace tres años Odebrecht reveló millonario pago por Interoceánica Sur

“Yo no tengo nada, busquen mis cuentas, por favor”. Con estas palabras, el expresidente Alejandro Toledo ensayó su defensa -hace tres años ya- tras revelarse que Odebrecht reconoció un pago de 20 millones de dólares a cambio de facilitarle la buena pro de los tramos II y III de la Carretera Interoceánica Sur. Peor aún, la fiscalía peruana rastreó 11 millones de dólares.

Las revelaciones de Odebrecht marcaron un quiebre en el caso Lava Jato, el mayor escándalo de corrupción del país que, en el transcurso de los meses, alcalzaría a expresidentes, exalcaldes, exministros y altos empresarios.

El 3 de febrero de 2017, el fiscal Hamilton Castro allanó la vivienda de Toledo, en Camacho, Surco, como parte de las investigaciones en su contra por los presuntos delitos de tráfico de influencias y lavado de activos.

La investigación también permitió que se solicite prisión preventiva en su contra. El requerimiento fue revisado y aprobado por el juez Richard Concepción Carhuancho, quien dispuso pedir su arresto con fines de extradición. Se trató del primer pedido de prisión preventiva contra un exjefe de Estado por el caso Odebrecht.

Sobre el caso Interoceánica

Al inicio de la investigación, representantes de la empresa reconocieron que fueron US$ 20 millones los que se pagaron en coimas por las obras de la Interoceánica. La fiscalía pudo localizar depósitos por más de US$ 11 millones en las cuentas del empresario Josef Maiman en el Citibank y en el Barclays Bank PLC de Londres. Hoy Maiman es colaborador eficaz del equipo especial Lava Jato.

La primera alerta sobre el pago de sobornos vino del Departamento de Justicia de Estados Unidos en diciembre del 2016, cuando Odebrecht firmó un acuerdo en el que reconoce que se pagaron coimas durante la licitación de un proyecto de infraestructura.

Alejandro Toledo es investigado por los presuntos delitos de lavado de activos, tráfico de influencias y colusión. Entre los años 2006 y 2010, el exjefe de Estado habría recibido los presuntos sobornos a cambio de beneficiar a la constructora brasileña con la concesión de los tramos 2 y 3 de la Carretera Sur.

Lo que dijo Jorge Barata

Alejandro Toledo afronta un proceso de extradición en Estados Unidos. (Foto: GEC)

Poco antes de que Odebrecht reconociera en Estados Unidos el pago de sobornos en América Latina, Jorge Barata, exsuperintendente de la empresa en Perú habló por primera vez ante fiscales peruanos. Barata reveló que en el 2004 acordó con Alejandro Toledo, a través de su jefe de seguridad Avraham Dan On, un soborno de más de US$ 30 millones por la licitación de los tramos 2 y 3 de la Interoceánica.

Como parte de su convenio, habían acordado que los plazos para la ejecución de la obra no fueran postergados y que las bases de la licitación estuvieran modificadas para que se evite la participación de otras constructoras.

Barata también habló de una reunión con Alejandro Toledo. Según declaró, a inicios de noviembre de 2004 se encontró con el exmandatario en el hotel Marriott de Copacabana, en Río de Janeiro. También participaron Josef Maiman y otros dos trabajadores del empresario para establecer cómo se pagarían las coimas: a través de una red de empresas offshore.

Otra de las reuniones entre Toledo y Barata fue en el 2010. El expresidente lo invitó a su casa de Camacho para decirle que había un retraso en los pagos acordados: “Oiga Barata, ¡paga carajo!”.

Jorge Barata precisó después que los sobornos pagados a Alejandro Toledo fueron por un total de US$31 millones.

Actualmente la investigación se encuentra en su etapa final y está a cargo del fiscal José Domingo Pérez. El equipo especial estima que el caso se cerrará este mes para luego dar paso a la acusación contra el exjefe de Estado y otros.

Alejandro Toledo afronta un proceso de extradición en Estados Unidos justamente por este caso. Se espera que la justicia del país norteamericano acepte la solicitud del gobierno peruano para que responda ante la justicia por el caso Odebrecht.

Caso Ecoteva

Josef Maiman relató cómo recibió unos US$34 millones para Alejandro Toledo vía videoconferencia. (Foto: GEC)

Los presuntos sobornos de Odebrecht por la carretera Interoceánica está vinculado al caso Ecoteva. De acuerdo a la fiscalía de lavado de activos, se determinó que Alejandro Toledo favoreció a la constructora brasileña con decretos legislativos para obtener la licitación de la ejecución de la carretera Interocéanica.

En la acusación fiscal donde se pide 16 años y 8 meses de prisión para Toledo, se consigna que enviaron US$17’527.000 a través de Confiado International Corp-Panamá a las empresas offshores Ecoteva Consulting Group, Milan Ecotech y Ecostate Consulting Group, con sede en Costa Rica.

Desde Ecoteva se enviaron US$ 9’052.650 al Perú, con los que se compraron dos inmuebles en Surco, un depósito y tres estacionamientos. El dinero también sirvió para pagar las hipotecas de las viviendas de Camacho y Punta Sal.

En la acusación se lee que “se ha acreditado que el encausado Alejandro Toledo, conjuntamente con su imputada Eliane Karp (cónyuges en el régimen de gananciales) son los beneficiarios reales”.

Otros expresidentes

A partir del caso de Alejandro Toledo y las declaraciones que ofrecía Jorge Barata como aspirante a colaborador y luego colaborador eficaz, otros expresidentes se vieron involucrados en el caso Lava Jato.

Ollanta Humala, Pedro Pablo Kuczynski y Alan García fueron incluidos en investigaciones por hechos vinculados a la constructora brasileña Odebrecht, por presuntos pagos irregulares por obras mientras eran mandatarios o por recibir aportes ilícitos para sus campañas electorales.

En el caso de Ollanta Humala, el exmandatario cumplió con una orden de prisión preventiva por la investigación donde se le imputa presunto lavado de activos. De acuerdo a la tesis fiscal, habría recibido aportes de Odebrecht para su campaña electoral de 2011, la misma que lo llevó a la presidencia. El proceso contra Humala se encuentra en la etapa intermedia, donde se realiza el control de acusación.

Pedro Pablo Kuczynski cumple con una orden de arresto domiciliario por la investigación a su empresa Westfield Capital y los presuntos pagos irregulares que la compañía habría recibido de Odebrecht mientras que PPK se desempeñó como jefe del Consejo de Ministros y ministro de Economía durante el gobierno de Alejandro Toledo.

Kuczynski también es investigado por los aportes que habría recibido de Odebrecht para su campaña presidencial. De acuerdo al testimonio de Jorge Barata, el nexo para la recepción de US$ 300 mil habría sido Susana de la Puente.

En el caso de Alan García, el proceso penal se extinguió con su muerte en abril del año pasado. El exmandatario era investigado por el fiscal José Domingo Pérez en el marco del caso de los presuntos sobornos de Odebrecht entregados para la adjudicación de la línea 1 del metro de Lima.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.