AMPE pide que impuesto al rodaje vaya directo a municipios, sin pasar por la Sunat

En aras de acortar las brechas en cuestión de infraestructura vial y que los propios municipios se encarguen del mantenimiento eficiente de las vías, la Asociación de Municipalidades del Perú (AMPE) propone una autonomía sobre el impuesto al rodaje por parte de los municipios.

Esto quiere decir, que dicho impuesto, que es el 8% del Impuesto Selectivo al Consumo (ISC), que se aplica cada vez que alguien compra gasolina, se quede en el distrito, en vez de que el dinero sea destinado a la Sunat, y recién este lo redistribuye por medio del Fondo de Compensación Municipal (Foncomun) a los gobiernos locales.

“Con esta nueva fórmula legal ya no habría pistas con huecos ni baches, ya que cada distrito estaría empoderado respecto a la recaudación del impuesto al rodaje”, señala Álvaro Paz de la Barra, presidente de AMPE.

“Por ejemplo, en mi distrito (La Molina), en donde solo hay 6 grifos, la recaudación directa de este impuesto por parte del municipio se traduciría en entre S/ 15 y S/ 17 millones al año, dinero que se podría destinar a obras públicas”, agrega.

Cabe destacar, que el impuesto al rodaje se aplica a los vehículos que utilizan gasolina y tiene una naturaleza de utilización de las obras públicas.

En otras palabras, los gobiernos locales son los que financian las pistas y vías que se encuentran en su jurisdicción, a través de las cuales circulan los autos. Por lo tanto, los usuarios de la infraestructura local deben retribuir esto al municipio por medio del impuesto al rodaje.

Esta forma parte del precio de venta del combustible. Entonces, al momento de adquirir gasolina en los grifos, ya se está cumpliendo con dicho impuesto.

Esta propuesta será presentada por AMPE en la primera quincena de marzo, en una reunión que tendrá con las nuevas bancadas del Congreso de la República, como parte de su agenda respecto al sistema de gobiernos locales, entres 12 y 15 propuestas en cuestión de regulación, tecnología, presupuesto y sanciones.

Exoneración del impuesto predial a instituciones educativas

Otro tema que se pondrá sobre la mesa será la subvención a los colegios, institutos y universidades privadas.

“Hace casi 30 años los ciudadanos venimos subvencionando a la actividad educativa privada, ya que estas no pagan el impuesto predial”, señala Paz de la Barra.

“Vamos a proponer que esta exoneración sea quitada progresivamente. Por ejemplo, que en los primeros 5 años estas (instituciones particulares) puedan pagar, no el 100% quizás, pero sí un 25% de impuesto”, agrega.

De esta manera, los municipios ya no van a tener que estar solicitando presupuesto al MEF para poder ejecutar obras públicas.

En el caso de La Molina, si esta pudiera recaudar el impuesto predial de los 137 colegios que hay en el distrito, se podría obtener un poco más de S/ 50 millones de al año, según el presidente de la asociación.

“Más los 15 millones del impuesto al rodaje se podría tener mejores carreteras y vías. Así se acabaría con el centralismo en donde los alcaldes tienen que solicitar montos al gobierno nacional”.

Fuente: Gestión

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.