Corredor morado: se colocarán más unidades para enfrentar desabastecimiento

La Municipalidad Metropolitana de Lima anunció la provisión de más unidades de transporte en el corredor morado ante el retiro de buses por parte de la empresa Próceres Internacional.

Mediante un comunicado, la comuna edilicia informó, además, que tiene programado aplicar diversas medidas ante la intención del consorcio Santa Catalina de sumarse a esta medida, afectando a la población de la ciudad.

Indicó que la empresa Próceres Internacional dejó de brindar el servicio en el corredor San Juan de Lurigancho, de manera unilateral, y que el consorcio Santa Catalina anunció su deseo de sumarse a esta medida.

Ante ello manifestó que se encuentra negociando la apertura del trato directo con el consorcio Santa Catalina S. A. a fin de evitar el retiro de sus unidades y mantener la vigencia del contrato.

Ante el retiro de 30 unidades del concesionario Próceres Internacional, que operaban a lo largo de la ruta del corredor morado, ocurrido el 18 de enero, Protransporte programó la salida de buses adicionales con otras empresas concesionarias, con lo cual no se afectó la programación regular de los servicios ni a los usuarios.

El concesionario Próceres Internacional envió una carta a Protransporte solicitando “la suspensión de su operación hasta que existan las condiciones necesarias para realizar una reinversión”, aduciendo que la ejecución de dichos servicios le genera pérdidas económicas.

La Municipalidad Metropolitana de Lima sostiene que dicho concesionario viene incumpliendo sus obligaciones contractuales de poner a disposición el total de la flota requerida, depositar el total del dinero obtenido por la venta de pasajes y no presentar sus estados financieros, entre otros.

Respecto a este último punto, Protransporte inició en agosto del 2019 un proceso de trato directo con la concesionaria Próceres Internacional S. A. que solicitó la suspensión de penalidades por causas imputables al concesionario, el cual no se concluyó debido a la inasistencia del concesionario a la reunión final.

Por esta razón, Protransporte decidió dar por concluida esta etapa e iniciar las acciones sancionatorias de acuerdo con el contrato.

Refirió, por último, que la regulación del transporte urbano se encuentra en proceso de transferencia a la Autoridad del Transporte Urbano (ATU).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.