Importación de bienes de capital creció 10.9% ante demanda del sector industria y construcción

La importaciones, en enero sumaron un total de US$ 3,782 millones, con un incremento del 4.7% con respecto a enero de 2019. En este resultado radica el desempeño de los bienes de capital, los cuales alcanzaron un crecimiento del 10.9%, indicó Comex en su último semanario.

Este último es explicado por un incremento de las importaciones en los rubros bienes de capital para la industria (13.2%) y materiales de construcción (14.9%), los cuales compensaron el menor dinamismo de los equipos de transporte (3.8%) y la disminución en los bienes de capital para la agricultura (-16.5%).

La principal partida importada fue diésel 2 con un contenido de azufre menor o igual a 50 ppm, con US$ 171 millones, lo que refleja un incremento del 48.5%.

Seguidamente, se encuentran los aceites crudos de petróleo o de mineral bituminoso (US$ 159 millones; -18%), aceites de petróleo o de mineral bituminoso (excepto los aceites crudos) (US$ 105 millones; 79.3%), celulares (US$ 94 millones; 17.6%) y maíz duro amarillo (US$ 67 millones; -18.6%).

Otras partidas que incurrieron en variaciones robustas fueron los vehículos de cilindrada entre 1,500 cm3 y 3,000 cm3 (US$ 57 millones; 42.2%), y las tortas y demás residuos sólidos de la extracción de aceite de soya (US$ 55.3 millones; 21%).

En cuanto a los países de origen, la mayoría de las importaciones peruanas provino de China, con US$ 981 millones, lo que representó un 26% del total.

A este mercado le siguieron EE.UU. (US$ 873 millones; 23.1%) y Brasil (US$ 202 millones; 5.3%). No obstante, se encontró una variación en el resto del ranking, ubicándose así Argentina en el cuarto puesto (US$ 186 millones; 4.9%), que alcanzó un crecimiento del 71.6%, mientras que México fue desplazado al quinto puesto (US$ 134 millones; 3.5%), tras alcanzar una reducción del 11.3%.

Asimismo, se encontró que Japón (US$ 105 millones; 2.8%) y Chile (US$ 103 millones; 2.7%) incrementaron sus posiciones desplazando a Ecuador y Colombia, los cuales incurrieron en una reducción del 73.2% y el 30.1%, respectivamente.

Fuente: Gestión

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.