Luz Ámbar: Ausencia de un sistema integral de transporte en Lima contribuye a las aglomeraciones en paraderos

Nuevamente, esta mañana se reportó un gran número de personas en los paraderos, quienes esperaban el servicio de transporte público para acudir a sus centros de trabajo.

En un recorrido realizado por Exitosa por la Panamericana Norte, se conoció que los transeúntes esperaban más de 40 minutos, generando aglomeraciones en los paraderos, un hecho que va en contra de las medidas sanitarias que se vienen promoviendo para evitar más contagios por COVID-19.

Al respecto, el presidente de la ONG Luz Ámbar, Luis Quispe, indicó que en efecto, la situación se torna complicada cada día más en el servicio de transporte, considerando que el 30 junio se levantará la cuarentena.

Según dijo, después de los hospitales, el servicio de transporte es considerado un foco de infección por la movilización de pasajeros, la cual en Perú se ha agravado por diversos factores, siendo el primero de ellos, la carencia de un servicio integrado de transporte en la capital, en el que están comprometido todos los buses de diversas empresas, unidos al sistema del Metro y con una integración de la bicicleta.

En otras ciudades, como en Medellín, el servicio integrado está conectado incluso al servicio teleférico, refirió Quispe.

“De este modo, es un solo sistema de transporte que podría ser usado por la población, cualquiera de los medios y pagando un solo pasaje puede trasladarse de un sistema a otro de la ciudad utilizando transbordo. Ese servicio integrado no existe en nuestro país”, dijo a Gestión.pe.

Indicó que al no contar con este sistema integrado de transporte hace que contribuya a las alglomeraciones en el transporte público, pues el público se moviliza, por un lado, por el Metropolitano y lo corredores; y por otro lado, el transporte tradicional, de combis y coaster que pertenecen a más de 350 empresas.

Quispe recordó que desde al año 1999, cuando se creó ley general del transporte y tránsito terrestre, se asignó a los municipios provinciales como competentes en el transporte urbano, sin embargo, las autoridades no cumplieron con esa labor.

Precisó que recién ahora en el 2018 se ha logrado en Lima la creación de la Autoridad de Transporte Urbano (ATU), entidad que ahora está a cargo de la supervisión del servicio de limpieza y desinfección de las unidades de transporte público en Lima Metropolitana y Callao para prevenir más casos de COVID-19.

Gestión

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.