Molina sobre emergencia en corredor minero: “El Gobierno tiene un compromiso con el diálogo”

Por casi dos semanas, el corredor minero Apurímac-Cusco-Arequipa registró varios bloqueos a la altura de la comunidad de Urinsaya, distrito de Coporaque (Espinar), y la jurisdicción de Ccapacmarca (Chumbivilcas), en la región Cusco. Este hecho provocó que los camiones cargados de minerales de MMG Las Bambas no transitaran por la vía como medida preventiva.

Ante esta situación, el Gobierno dispuso ayer el estado de emergencia en las zonas antes señaladas, a fin de recuperar el libre tránsito del corredor minero.

El viceministro de Gobernanza Territorial, Raúl Molina, dijo a El Comercio que el Gobierno ha estado impulsando procesos de diálogo con las comunidades, sin embargo, estas no se comprometían a despejar la vía.

“El Gobierno tienen un compromiso con el diálogo. La alta comisionada para el Diálogo y el Desarrollo en el Corredor Vial Sur, Paola Bustamante, ha estado en Ccapacmarca hasta la tarde del miércoles y mi equipo junto a la subprefectura de Espinar ha estado con la comunidad buscando el dialogo hasta el viernes en la noche”, indicó.

Agregó que no se puede permitir que las comunidades interrumpan el transito indefinidamente en una una vía pública para conseguir dialogar con el Gobierno. “No necesitan hacer eso. Nosotros podemos y vamos a hablar con ellos sin necesidad de medidas de fuerza”, expresó Molina.

-Reclamos-

El viceministro señaló que en el caso de Urinsaya, los comuneros reclaman el pago de una deuda por parte de una empresa comunal que le da regado a la vía.

En tanto, en Ccapacmarca las comunidades están pidiendo que se desclasifique la vía como vía nacional, y pase a ser vía vecinal. “Algunos dirigentes suponen que así las comunidades van a recuperar en control de la vía y que cada una va a poner una cadena y cobrar por pasar”, explicó.

“Esto ultimo tema fue materia incluso de la crisis anterior, donde hubo un corte de 60 día y un estado de emergencia como de 30 días que se terminó tras el compromiso del gobernador de llevar un dialogo”, detalló Molina.

El funcionario dijo que aquella vez se acordó que si las comunidades querían desclasificar la vía debían presentar un expediente al gobierno regional. Incluso, el gobernador de Cusco dijo que si “tengo un acuerdo de las 18 comunidades a lo largo de la vía y de todas las municipalidades de la provincia pidiéndome esta medida yo lo tramito”.

En cuanto al asfaltado del corredor minero, Molina indicó que el compromiso del gobierno es plasmar una solución tecnológica rápida para julio del 2021. “La idea es trabajar sobre la misma plataforma existente, sin hacer modificaciones mayores, ni replantear el trazo. Poner la capa de asfalto del espesor que se necesite para que soporte ese tráfico pesado”, declaró.

Fuente: El Comercio

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *