24 junio, 2024

Interoceánica: la ‘carretera de las coimas’ traslada apenas el 1% del comercio con Brasil

Interoceánica: la ‘carretera de las coimas’ traslada apenas el 1% del comercio con Brasil

El sur peruano aún no está preparado para recibir la carga de Brasil. Está conectado por la vía Interoceánica, pero se olvidó de lo demás: desarrollar puertos para recibir ese volumen. Los terminales de Matarani e Ilo son insuficientes.

El expresidente Alejandro Toledo está recluido en el penal Barbadillo con prisión preventiva por delitos de corrupción. El exmandatario (2001-2006) es señalado de recibir coimas de Odebrecht por la carretera Interoceánica. Las pesquisas fiscales revelan que la constructora brasilera lo habría sido sobornado con más de 20 millones de dólares para asegurarse la adjudicación de los tramos 2 y 3.

Esta carretera se concibió con la idea de integrar comercialmente al sur peruano y Brasil. Las cámaras de comercio y alcaldes de las regiones del sur impulsaron una cruzada para que se construya. Sin embargo, esos deseos no se hicieron realidad. La carga que se traslada por esta vía de 2.400 kilómetros de longitud es mínima. Así lo advierte el jefe de Defensoría del Exportador de la Asociación de Exportadores (ADEX), Juan Carlos León.

A ello se suma que tras la millonaria inversión, los gobiernos posteriores no hicieron nada por fortalecer las exportaciones por esta vía terrestre. León recordó que durante el gobierno de Ollanta Humala, un grupo de empresarios privados impulsó una propuesta para promocionar el uso de la vía. La idea era establecer oficinas de Aduanas y Senasa en la frontera. Lo que se consiguió fue la donación de dos contenedores para que ambas instituciones funcionen allí.

A la fecha, es lo único que hay. También se lanzó un programa denominado Consolida Brasil. Se trabajó en Arequipa y en Madre de Dios, empezó a crecer, pero los esfuerzos quedaron allí. «El Gobierno no ha hecho nada ahí ni las autoridades encargadas. Estamos en cero y siempre hay excusas. Lo cierto y concreto es que no pasa nada», reflexiona León.

Sin movimiento comercial

Si bien en los últimos años el comercio bilateral entre Perú y Brasil ha crecido, por la vía Interoceánica el intercambio ha sido mínimo. Por ejemplo, según el Ministerio de Comercio Exterior y Turismo (Mincetur), en el 2022 el comercio bilateral ascendió a 5.641 millones de dólares. De este monto, 1.621 millones corresponden a exportaciones y 3.840 millones a importaciones.

Según ADEX, el valor de las exportaciones que se sacaron por la vía terrestre en el 2022 fue de 65 millones 582.000 dólares. Es decir poco más del 1% de los envíos salieron por esta carretera. Lo que más se vende son productos agropecuarios y agroindustriales. En 2015, las exportaciones ascendieron a US$1.072 millones. Pero los envíos por la carretera Interoceánica hacia los estados brasileños de Acre y Rondonia apenas sumaron los 3 millones 152.000. De todo el comercio con Brasil, menos del 1% se movió por la Interoceánica en ese año. La situación desde ese año a la actualidad no ha variado mucho. León explica que uno de los años más auspiciosos fue el 2014 cuando hubo una inundación en Brasil y debido a ello dos ciudades terminaron aisladas.

Contenedores

El representante de los exportadores señala que para los brasileños tampoco es atractivo sacar sus productos por la Interoceánica hacia el Perú para luego sacarlos por el Océano Pacífico, debido a que en el sur no hay un puerto marítimo con un terminal de contenedores. El de Matarani en la provincia arequipeña de Islay ha quedado solo como un puerto de granos y minerales y el de Ilo en la región Moquegua tiene pendiente la construcción de un rompeolas. Por otro lado, la cuestión del falso flete sigue siendo un problema. Esto porque los exportadores envían su carga y asumen el costo del viaje ida y vuelta del transportista, pues no hay carga de retorno de Brasil.

Cuando se decidía la construcción de la vía, Luis Carranza ocupaba el viceministerio de Hacienda del gobierno de Toledo. Él reconoce que la vía se hizo por presión política del sur, pero no tenía estudios. «Fue parte de mi enfrentamiento con el ministro Kuczynski», dijo. León remarca que hay mucho por hacer aprovechando la infraestructura que conecta a Perú con Brasil, que es su mayor socio comercial. Por ejemplo, Madre de Dios se beneficia con la vía. Antes, llegar a Puerto Maldonado demoraba casi 24 horas desde Puno, ahora ese tiempo se redujo a 12 horas.

Autoridades regionales promovieron carretera

De la revisión de artículos periodísticos se recoge que las autoridades políticas promovieron con gran ahínco esta carretera. Uno de ellos fue Yonhy Lescano, quien en el año 2002 era congresista por la región Puno. En una sesión de noviembre de ese entonces, durante la sustentación del presupuesto de la república para el 2003, hizo hincapié en que había actas firmadas por el Gobierno para que la vía se haga y que se iba a asignar 130 millones de dólares para Puno y 110 millones de dólares para Cusco. Para algunos analistas es importante aprovechar la conexión que permite la carretera y promover la conglomeración de mayor mercado, incluso de Bolivia.

LR

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN

NUESTRO DIRECTORIO ESPECIALIZADO

AUSPICIADORES









OPORTUNIDADES