25 mayo, 2024

Pasamayito: Municipalidad de Lima coordina con Comas y SJL seguridad ciudadana y vial

La Municipalidad de Lima coordinará con las alcaldías de Comas y San Juan de Lurigancho (SJL) aspectos relacionados con la seguridad ciudadana y vial en la nueva avenida Fernando Belaúnde Terry, conocida como Pasamayito, que conecta ambos distritos en solo media hora.

Así lo informó hoy el ingeniero José Buleje, gerente general de Emape, quien señaló que precisamente hoy el alcalde metropolitano Miguel Romero Sotelo se reunirá con los gerentes de ambos municipios distritales.

«La obra beneficia más de un millón de personas, principalmente de estos dos distritos, qué mejor que hacer un plan de trabajo conjunto que permita, por un lado, hacer un control más efectivo del tipo de vehículo que circula en Pasamayito y, por otro, estrategias de seguridad ciudadana«, dijo en Andina al Día.

Recordó que el viernes último, día de la inauguración del Pasamayito, ambos alcaldes estuvieron presentes y mostraron su buena disposición para reforzar estos dos aspectos e incluso el cuidado y mantenimiento de la vía de 9 kilómetros de extensión.

«La obra trae varios beneficios: ordenamiento territorial, servicios básicos e incluso desarrollo económico porque conectará con la Vía de los Emprendedores, un proyecto que impulsa el alcalde Romero para enlazar toda esta zona con el puerto de Chancay», añadió.

Asimismo, Buleje indicó que el municipio limeño, a través de Emape, realiza un seguimiento del comportamiento del tránsito en Pasamayito y se están complementando algunos elementos de señalización y seguridad, por ejemplo guardavías, al ser una zona complicada geográficamente.

«Estamos trabajando con la Gerencia de Movilidad Urbana para colocar algún elemento que refuerce la seguridad y fluidez del tránsito. Se siguen colocando tachas, ojo de gato (…), se está considerando una velocidad máxima de 30 km/h en bajadas a fin de controlar la velocidad».

En cuanto al transporte público que debe circular por esta nueva vía, recalcó que ahora le corresponde a la Autoridad de Transporte Urbano de Lima y Callao (ATU) definir el tipo de bus que puede transitar.

«Las combis han estado circulando por este sector por años. Esta nueva infraestructura amerita una evaluación formal por parte de la ATU para que, con las características geométricas y las restricciones vehiculares, se pueda definir qué tipo de vehículo debe circular».

No se cobrará peaje 

La vía Pasamayito, que une Lima norte y Lima este en solo 30 minutos a través de los cerros, ya es una realidad tras un año de obras en el cual los cambios más notorios han sido la reducción del polvo en todo su trayecto, ahora de asfalto, y la seguridad vial.

Antes de su ejecución, quienes circulaban por esta carretera que bordea los cerros lo hacían por una trocha que maltrataba los vehículos, pagando peajes clandestinos, exponiéndose al riesgo de caídas hacia el abismo y envueltos en nubes de polvo que se levantaban al paso de las unidades.

Pero ahora Pasamayito tiene un nuevo rostro: pista recién asfaltada, barreras de seguridad a los bordes de la vía, elementos de iluminación para los conductores y, lo que es mejor, no hay pago de peaje, pues el mantenimiento de la vía estará a cargo de Emape, es decir la Municipalidad de Lima.

¿Cómo llegar?

El ingeniero César Fernández, coordinador de la obra por parte de Emape, dijo a la agencia Andina que se trata de una obra de gran impacto porque no solo unirá directamente los distritos de Comas y San Juan de Lurigancho (SJL) sino dos polos de Lima (norte y este).

«Por aquí pueden circular quienes viven en Comas, Carabayllo, Puente Piedra y quieren ir a San Juan de Lurigancho evitando la congestión de la Panamericana Norte o la Av. Túpac Amaru». Movilizarse por estas rutas tradicionales, que pasan por el centro de la ciudad, toma casi 3 horas, lo que significa que se acortó ese tiempo a la sexta parte y el estrés del viaje.

Pero ¿cómo acceder a esta nueva vía? En Lima nortePasamayito empieza en la sexta zona de Collique, exactamente en la calle Julio César Tello, es decir la parte alta. No obstante, en la parte baja hay combis de color verde o anaranjado que parten desde del cruce de las avenidas Revolución con Túpac Amaru, zona conocida como «paradero Collique». Dichas unidades cobran S/ 6 por todo el trayecto hasta el fin de Pasamayito, la avenida Miguel Grau en San Juan de Lurigancho.

Si una persona viene en movilidad particular, también puede ingresar por la av. Revolución (Collique) y hacer el mismo recorrido de las combis. Incluso quienes vienen desde la carretera Panamericana Norte pueden llegar a Pasamayito pasando previamente por las avenidas Trapiche y Los Incas hasta llegar al cruce de Túpac Amaru con Revolución.

Del otro lado, en San Juan de LuriganchoPasamayito desemboca en la avenida Miguel Grau, en el Anexo 22 del Valle, Jicamarca. Desde aquí, tomando otras movilidades, se puede acceder rápidamente al estadio José Carlos Mariátegui, al Mercado 10 de Octubre, al paradero Bayóvar del Metro de Lima y al Hospital de San Juan de Lurigancho, en Canto Grande.

Hasta Huachipa

Desde Pasamayito también es posible acceder a zonas más lejanas de Lima este, como Huachipa y la autopista Ramiro Prialé. Si bien no hay una conexión directa, dijo el ingeniero Fernández, hay una trocha similar en los cerros de la zona este que sale directamente a Huachipa.

«El conductor no necesita ir por Puente Nuevo, que siempre está congestionado, inclusive no van a pagar peaje, es una vía alterna, se reduce el tiempo, aunque es una trocha y no está asfaltada», comentó el ingeniero Fernández.

¿A qué velocidad deben ir conductores?

Pasamayito se extiende a lo largo de 9 km de la infraestructura vial. Cuenta con carriles de ida y vuelta, veredas de concreto, muros de contención para garantizar la estabilidad del terreno y mitigar riesgos de caídas en las laderas de los cerros.

Debido a su geometría vial, la velocidad máxima permitida es de 30 km/h en curvas y hasta 50 km/h en tramos rectos. La pista tiene 27 rompemuelles (camellones) justamente para evitar el exceso de velocidad. «Los conductores deben respetar las señales reguladoras para evitar accidentes o atropellos».

En invierno, sobre todo en la mañana y la noche, la neblina se acentúa en la parte alta y por eso el conductor deberá estar con luces respectivas, señala el vocero de Emape. Debe indicarse que, como señalización preventiva, esta pista también cuenta con tachas retroflectivas (ojos de gato) y captafaros, que permitirá a los conductores mantenerse en sus carriles.

Andina

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN

NUESTRO DIRECTORIO ESPECIALIZADO

AUSPICIADORES









OPORTUNIDADES