25 mayo, 2024

Perú: Rieles hacia la cima en envíos minerales

Perú: Rieles hacia la cima en envíos minerales

Los ferrocarriles podrían abrir nuevos horizontes en el transporte de minerales en el sur del Perú. Según declaraciones del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), se está gestando un proyecto en colaboración con el Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC) para la construcción de un tren minero que conectaría Apurímac con el puerto de Marcona, en Ica.

El titular del MEF, José Arista, resaltó la ambición del Perú por convertirse en el principal productor mundial de cobre. Este objetivo se ve respaldado por la reciente adjudicación del proyecto del Nuevo Terminal Portuario de San Juan de Marcona a la empresa china Terminal Portuario Jinzhao Perú. Se espera que esta iniciativa no solo dinamice la economía de la región, sino que también fortalezca la posición del país en el mercado internacional.

El desarrollo de un terminal portuario en Marcona supone una oportunidad estratégica para las regiones del sur peruano, como Ayacucho, Arequipa, Apurímac y Cusco. El potencial de producción de cobre en estas zonas podría alcanzar cifras significativas, lo que posicionaría al Perú como un competidor relevante en la industria minera a nivel global.

La necesidad de construir un ferrocarril que facilite el transporte de minerales desde Apurímac hasta Marcona es cada vez más evidente. Según el ministro Arista, Apurímac alberga reservas minerales para al menos un siglo, lo que convierte a la región en un activo invaluable para el desarrollo económico del país.

La viabilidad de este proyecto ha generado opiniones encontradas entre los expertos del sector minero. Si bien existe consenso sobre la eficiencia del transporte ferroviario para movilizar grandes volúmenes de mineral, aún persisten desafíos logísticos y de coordinación entre las entidades gubernamentales y las empresas privadas.

En este sentido, figuras prominentes como Raúl Jacob de Southern Perú y Víctor Gobitz de la Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía (SNMPE) han expresado su apoyo a la iniciativa, aunque destacan la importancia de garantizar una planificación integral que asegure la rentabilidad y sostenibilidad del proyecto a largo plazo.

La ruta propuesta inicialmente, desde Apurímac hasta Marcona, ha generado debate sobre la conveniencia de extender el trayecto hasta el puerto de Matarani, en Arequipa. Para algunos expertos, como Alfredo Thorne, exministro de Economía, esta alternativa representaría un ahorro significativo en inversión y tiempo, además de una mayor integración con las comunidades locales.

A pesar de los esfuerzos pasados y presentes por materializar un proyecto ferroviario en el sur del Perú, aún queda un largo camino por recorrer. La coordinación entre el sector público y privado, la evaluación de la demanda real y la optimización de la infraestructura son aspectos clave que deben abordarse para hacer realidad esta ambiciosa iniciativa.

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN

NUESTRO DIRECTORIO ESPECIALIZADO

AUSPICIADORES









OPORTUNIDADES